Sobre Mi

La mejor manera de contar mi historia es a travez de una parte de mi: el Arte y qué mejor que esta pintura que data del año 1993 y que es un claro ejercicio de visualización de mi vida actual.

Fuerza de Mujer
Fuerza de mujer, acrílica sobre tela, 20×24

Una mujer con una fuerza que mana de su vida espiritual. Casada (por segunda vez), con 4 hijos (dos de mi vientre y dos de mi corazón que vinieron en el combo) y ya tenemos 3 nietas preciosas.

Un alma en constante proceso de crecimiento que ha optado siempre por el cambio. Tanto por generarlo, como por fluir con el cuando simplemente me toca.

La diversidad de colores en la mujer define lo que soy: un espíritu multifacético y el color rojo la intensidad con que vivo cada momento.

Me mueve aliviar el dolor, lo siento como si fuera mío y  esto lejos de auto-compadecerme y quedarme en la queja, me permite ser empática y conectar con el dolor, sobre todo de otras mujeres. Esta empatía me ha dado la oportunidad de ayudar a otras mujeres a canalizar sus frustraciones, guiarlas a buscar herramientas y acompañarlas a la hora de encontrar el equilibrio entre quiénes son y los roles que han decidido jugar en la vida.

El desierto representa todo lo que, con la ayuda de Dios, he superado para llegar donde hoy me encuentro, con una barca siempre a la vista para conquistar lo que sigue.

La reflexión, el análisis y la evaluación de la realidad, son algunas de las herramientas que utilizo para implementar cambios y conectar con la vida en equilibrio que deseo. La acción sin reflexión y análisis nos lleva a hacer muchas cosas y sentirnos ocupadas, pero no ha obtener lo que queremos.  Si queremos resultados diferentes, debemos que evaluar la realidad, gestionar los cambios, medir que tan efectivos han sido e implementar mejoras empezando por nuestro ser y luego eso se traducirá a lo que hacemos.

Una mentalidad de cambio ha sido mi compañera desde muy pequeña, así como un espíritu emprendedor, teniendo mi primer modelo de negocios con tan solo 12 años (sin contar con el puesto de sandwiches y limonadas que solo duró dos semanas)

He vivido en 4 países, 6 ciudades, más de 20 mudanzas, un buen número de emprendimientos y experiencias laborales (algunas las puedes ver Aquí). Actualmente vivo en Granada, España con mi esposo Jonel y mis dos hijos pequeños: Jonel Eduardo y Diana Victoria y es aquí donde he decidido abrazar mi vocación formalmente de ayudar a mujeres, parejas y familias, preparándome como Orientador Familiar y Coach de Crecimiento Personal, Ejecutivo y Empresarial.

Espero con gran entusiasmo que decidas vivir la vida que sueñas y que al conocer un poco sobre mi, te sientas motivada a que recorramos este camino juntas, siempre desde tu propósito de vida y enfocados a resultados concretos. ¡Estamos aquí para ser feliz!  Solo depende de ti tomar acción hoy que #paluegoestarde.

Muchas bendiciones

Aura Domínguez